miércoles, 1 de abril de 2009

Así comencé, jejejeje

Ahora estaba hablando con una compi que formó parte de mi ballet y que a través de un contacto mío ha comenzado a dar clases de danza oriental.
Muy nerviosa me ha preguntado qué debe hacer y en qué orden y todas esas cosas típicas de cuando empezamos, todo aterroriza.
Así que me he quedado dándole vueltas a mis inicios y me ha hecho gracia escribirlos porque al fin y al cabo es una reflexión muy acorde con mi blog de estas últimas semanas.
Pues resulta que a mi, Shakira, me encanta desde que empezó a cantar (no me importa reconocerlo) y mi amiga Paula y yo decidimos que en cuanto pudiéramos nos apuntaríamos en clases. Pero claro, estábamos con nuestros primeros trabajos de horarios esclavos y condiciones económicas de chiste y nunca coincidíamos.
En ese lapso, mi suegro estaba bajándose cosas de danza oriental de internet para su hermana (la tía de mi marido) y me explicó que ella tampoco tenía tiempo de ir a clases pero que le encantaba y él como buen hermano, le estaba buscando material para que hiciera algo en casa. Así que le pedí copia de lo que se descargó y entre muchas cosas estaba esto....






...¿¿quién no conoce a Veena y Neena las Bellytwins??. Creo que toda iniciada al oriental las debe conocer porque sus instruccionales se encuentran por la red con bastante facilidad.
Pues ni corta ni perezosa, me enchufé el DVD y me puse cual pato mareado a intentar seguir a esas diosas de la danza oriental (a mi me lo parecían en ese momento, al menos) en un mundo de ochos, brazos ondulantes a cual más difícil y desplazamientos del demonio. Encima cuerpos esculturales, bellos rostros, hermosos movimientos y yo...en fin, la antítesis de todo eso. Al cuarto de hora me despatarraba en el sofá, exhausta de tanta sinuosidad imposible en mi cuerpo yerto y de la falta del oxígeno vital. Debo decir que dentro de mí las odiaba un poquitito, jaaaaaaaa.
Ahora lo pienso y me río hasta llorar.
Luego organizábamos tardes orientales. Paula venía y las dos bailábamos con el DVD, mientras los chicos jugaban a la play. Entre risas y pausas de mando a distancia, sólo se oían preguntas al aire tipo: ¿Cóoooooooooomo hace eso?.
No les quiero ni contar nuestra cara de estupefacción cuando llegaron al capítulo: SHIMMIEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEES. Argggggggg!!
Odioso movimiento del inframundo, tardé meses en entender su mecánica.
A veces como profesora, se me olvida lo complejo que resulta a una principiante hacer determinados movimientos que para mí, ahora, son básicos.
Esta reflexión irá por capítulos, jajajaja, porque hay mucho que contar.
Pero lanzo esta pregunta a la blogosfera oriental...¿Cómo empezaste realmente a hacer danza oriental? o ¿En qué circunstancia hiciste tu primer ocho?.
De verdad que me encantaría que todas las personas que me leen aportaran su experiencia a esta entrada. Es bonito recordar los inicios.

12 comentarios:

Laila dijo...

Hola!jeje,empecé a bailar a los 13 años,mis padres viajaban a marruecos y me traian bastante información,dvds horribles que me ayudaban a iniciarme,y por supuesto,el mundo de internet,solía bajarme vídeos(Muy malos por cierto)e imitarlos,también me encantaba shakira,y me encanta,sea lo que sea,y no al nivel de profesionales,pero siempre me ha sorprendido y llamado la atención.
Meses después,conocí a mi profesora,y a los 18,comencé a impartir clases¡que cutre era todo!
un besito y felicidades por el blog!

Shaabia dijo...

Mis inicios... No hay mucho que contar de eso, siempre me había gustado, pero nunca lo podía compaginar con mi horario de trabajo. Como soy malísima con Internet, jamás me bajé nada.
Hace dos años, puse en el buscador la palabra "danza orienta en el Maresme" y me salió el teléfono de mi profesora, la llamé y comencé mis clases. Me metí en una clase nivel casi intermedio y a mitad de curso... me tuve que poner las pilas. Más o menos, ahora estoy al nivel de las chicas que llevan más años, aunque tengo que trabajar más que a ellas, por mi falta de base.
Las historias que podría contar son sobre compañeras... cada año me pasa algo... jejejejeje... me daría para escribir un libro, el género estaría entre terror y comedia.
Besitosssssssssssss

RAQUEL dijo...

jajaja, que gracia me ha hecho! me he sentido tan reflejada...

Hace como 6 o 7 años vi bailar a Munique con sable en una muestra de danza que se hace anualmente en Barcelona... desde ese día no paré de buscar cosas por internet hasta que la localicé y me apunté a sus clases hace ya 4 añazos! Por supuesto me he descargado todos los dvd de las bellytwins para practicar en casa, y el día que descubrí a las Bellydance Superstars casi me da algo! Recuerdo el 8 maya como algo traumático y lo más dificil del mundo, aunque ahora sea algo tan natural en mi como caminar!

Besotes y sigue explicando cositas!

Laial Farah dijo...

Quién nos iba a decir a nosotras.... Y ahora somos frikis orientales!!!!! jejejeje.
En fin, todos somos un poco frikis de algo y es genial recordar el por qué lo somos. La esencia.
Gracias por vuestros comentarios, animan el blog.

Nananda dijo...

Hola! hace dias que sigo tu Blog que encontré casualmente en la red, estoy aprendiendo danza oriental y me parece todo fascinante, y ahora que tengo tiempo no paro de buscar cosas nuevas por internet y bueno, ahora los blogs son mi último descubrimiento en esto de la danza oriental ^_^ El tuyo en especial me encanta, enhorabuena! además en este post me ha sorprendido mucho, empezaste de forma autodidacta, y al final eres profesora, lo encuentro increible y digno de admirar!
Yo hace tres años gracias a una amiga descubrí el mundo de la danza oriental, bueno y también gracias a shakira no me costo demasiado engancharme. Empecé a dar clases en una escuela pero la experiéncia no fue demasiado agradable, al cabo de unos meses lo dejé pero me sentia frustrada porque aunque la profesora no fuese la mejor lo poco que aprendí me encantaba. Al cabo de poco empecé a ir a clases en un centro cívico, conocí a mi nueva profesora, enganché a mis amigas a bailar y desde entonces estoy disfrutando cada vez que nos enseña un movimiento nuevo o cuando por fin una coreo sale perfecta. He descubierto que la danza puede hacerte feliz y espero seguir aprendiendo.

Naida dijo...

Pues yo empecé yendo a un restaurante donde bailaban la danza del vientre con una amiga y nos quedamos alucinadas y como estamos un poco locas, no dudamos en apuntarnos corriendo Y bueno, tengo que decir que no he aprendido tanto como me gustaría porque llega el momento en que la técnica ya está más que estudiada y falta fluir, ahí es donde he fallado pero los primeros momentos fueron geniales, sobretodo el infinito. Me acuerdo que nos dijeron que teníamos que cerrar los ojos y dibujar un 8 con nuestras caderas...fué tan relajante y tan emocionante al abrir los ojos y ver como mi cuerpo seguí el ritmo...que recuerdos...de esto hace ya casi 4 años, brrrfff como ha pasado el tiempo!

Besos!

Raquel dijo...

Hola!!soy una aficionada a la danza del vientre desde hace ya un par de años y me encanta leer páginas y blogs de chicas como tu que tienen la misma aficcion que yo claro que tu con mucho mas nivel.Me ha sorprendido mucho tu historia,como comenzastes a bailar,ya que es identica a la mia.Yo tambien empecé a bailar gracias a shakira porque gracias a ella conoci la danza del vientre ya que en cadiz como no entiendas un poco de esto no hay nada donde poder iniciarte...al principio me costo mucho trabajo encontrar profesoras pero buscando y buscando por internet di con muchas buenas profesoras en cadiz.Ahora mismo imparto clases con Salma akef y la verdad me encanta.tengo muchisimas ganas de ser como vosotras y de bailar tan bien y poder actuar en galas etc...aunque todavia me queda por aprender ya que tan solo tengo 14 años!bueno nada mas me encanta como bailas!que sepas que tienes una nueva fan!!y me encanta tu ropaa!tienes unos conjuntos monisimos!besos!

Laial Farah dijo...

Hola Raquel, me encanta que hayas encontrado mi blog y que te guste tanto.
Da igual la edad que tengas, lo bonito es que compartimos una afición y que queremos mejorar y aprender todo lo que podamos.
Sigue con tus clases y verás que muy pronto comenzarás a encontrar tu hueco en este mundillo de la danza oriental.
Aquí tienes un lugar donde tus opiniones serán muy valoradas y también un lugar donde expresar cualquier cosa que te apetezca acerca de la danza oriental.
Un saludo desde Tenerife.

Lalita dijo...

Hola Laial, soy Lala de Madrid, no sé si me recuerdes??.. la que no pudo venir al taller de Sadie en noviembre del año pasado.
Estaba un poco triste por eso pero en febrero fui a Valladolid y hize 4 talleres con ella. se cumplió mi sueño - la conocí , hablé con ella ;-))!!!

bueno, mis pasos en la danza del vientre, je je. Como soy una mujer oriental (soy de Azerbaiyán, para los que no saben es una de las ex-repúblicas sovieticas), entonces me gustaba bailar desde que era niña. En las bodas, los días de cumpleaños, de todos tipos de bailes: de nuestros bailes folklóricos, modernos y etc.
Entonces ya era bastante mayor cuando acudí a un clase de belly dance a ver que era esto. La profi explicaba a mis amigas como tenían que hacer los 8 y las ondulaciones.
Lexplicación de hacer 8 era la siguente: "Imaginaros que tenéis un lapiz allí dentro metido (ya sabéis donde ;-)) y queréis con este lapiz dibujar un 8. "
En realidad funciona esta sistema ;-) je je
No seguí, sólo era una curiosidad. pero hace 2 años (ya estaba viviendo aquí en España), en mi gimnasio abrieron un clase de la danza del vientre y me apunté. Y ya y empezó la locura!!! ja ja
yo tengo unos DVD de Sadie y practico con ellos. Me gustan mucho sus explicaciones.
Ahora sigo aprendiendo (cuantas cosas me quedan para aprender!!!), doy yo los clases para principaantes en el mismo gimnasio. Muchas veces pienso lo mismo que tu: que unos movimientos nos salen ya tan natural pero a los principiantes le cuesta mcuhisimo. por eso, yo paro y explico muchas veces como deberian hacerlo cuantas haga falta.
Saludos desde Madrid!!

Cynara dijo...

Que suerte haber encontrado este blog. Yo enamorada de todo lo árabe comencé a ver videos, los bajaba y practicaba. Y me salía bastante bien

Ahora comencé clases con una profesora y el 8 vertical es realmente un tortura, y ahi va una pregunta: creo que yo aprendí el 8 invertido que me sale bien, la profe me eneño el de arriba a abajo que es frustrante, pero he visto que hay con rodillas flex y con puntas de pie, ocho comun ocho al revés explicame por favor
Ayudaaaaaaaaaaaaaaaa helpppppppppppp

Laial Farah dijo...

Hola cynara,
Me alegro que hayas encontrado mi blog. Bienvenida.
Ya veo que estás un poco liada con tanto ocho arriba y abajo.
Yo te explico como he aprendido y también como lo enseño que es muy importante. Luego cada maestra lo enseña como sabe y como puede.

Para mi el ocho vertical de dentro hacia afuera es el "ocho maia". Este ocho se debe comenzar a enseñar levantando los talones para potenciar la figura del círculo con la cadera. Siempre se debe usar la rodilla en flex para no lesionarte y que tenga más recorrido.
Más tarde, cuando ya domines lo de dibujar círculos verticales con las caderas, debes flexionar mucho más la rodilla y aprender a hacerlo sin levantar los talones. Con el pie plano todo el tiempo y bien flexionada, te saldrán unos maias más profundos y pausados que te servirán para partes lentas y espirituales. Una vez aprendas así, podrás subirlo en relevé (en puntas) porque conocerás la flexión necesaria de tus rodillas para que te salga perfecto, independientemente de como posiciones los pies.
El maia reverse, u ocho vertical invertido, lo debes hacer de abajo hacia arriba, bajando mucho con las rodillas e imaginando que tienes a un pesado al lado y le quieres dar un culazo para que se marche. Lo que hace que dibujes un círculo exterior desde abajo, hacia arriba y centro.
Piensa que las rodillas son la cerradura de las caderas, cuanto más flexiones, más recorrido harán y cuanto menos flexiones más pequeño te saldrán los pasos.
Espero haberte ayudado y cualquier duda ya sabes donde estoy.
Un saludo.

Cynara dijo...

Gracias si que me has ayudado mucho.

Creo que es muy importante esas explicaciones, porque con copiar los movimientos por lo menos a mi no me alcanza porque soy muy averiguona.

Y todas tienen razón, ahora nos parece algo imposible, pero recuerdo cuando comencé con el árabe y ahora veo a los pobres principiantes, alif, ba, ta, tha.....

Saludos y estare por aqui.