viernes, 16 de enero de 2009

Concursos danza en oriental: sí o no.


A raíz de un mail que me llegó ayer me he puesto a meditar acerca de los concursos para bailarinas de danza oriental y me gustaría escribir mi opinión al respecto, siempre con la coletilla de que es una opinión personal, que al no ser yo una referencia mundial en esta danza, espero que la gente no se moleste y también escriba su opinión acerca de lo que piensa pero con la pequeña condición de no descalificar o insultar a nadie.
Resulta que el concurso que más cola trajo y el más conocido a nivel nacional fue el organizado por Gloria Alba en Septiembre de 2008. Fue una iniciativa muy interesante al venir de personas expertas en esta danza, con amplio recorrido en el mundillo oriental lo que por lo tanto le da un cierto aire de seriedad y de saber hacer a la propuesta. La cosa no fue moco de pavo, se presentaron muchísimas bailarinas al cásting previo (yo quería ir como he dicho en alguna ocasión, aunque no pude por razones personales y luego me di cuenta de que tampoco cumplía los requisitos), pero tuve varias amigas bailarinas que se presentaron y me dijeron que fue bastante duro.
Más tarde, una vez conocido el fallo del jurado compuesto por bailarinas a las que respeto y admiro (Raquia Hassan, Claudia Cenci, Gloria Alba, etc), investigué los vídeos de las finalistas y de la ganadora y debo decir que las que estaban eran muuuuy buenas y la chica que ganó, Teresa Tomás, tiene una técnica espectacular y trasnmite mucho mientras baila, así que por mi, no hay problema y me alegro por ella.
Otros concursos como el del Maresme y otros de los que no tengo constancia sino solo comentarios de gente, suelen coincidir en que no son propuestas muy serias, a veces mal organizadas e incluso rumores de tongo. Nada, que en lo oriental parece que también hay rumores y escándalos como en MISS ESPAÑA, jejeje. Acerca de este comentario yo solo he reflejado el sentir en blogs y foros de oriental al respecto aunque yo no puedo opinar porque no lo he visto por mi misma. Lo mejor es ir y verlo por una misma para poder opinar.
Ahora llega mi opinión respecto de los concursos.
La danza oriental no es es una enseñanza reglada como podría ser el ballet, con una metodología de enseñanza, un programa pedagógico y demás cosas que hacen de la danza de cualquier tipo una disciplina homologada. Tampoco existe federación o órgano regulador que la contemple como rama de la danza para otorgarle unas bases y unos requisitos necesarios para regularizarla y hacer posible una formación o una valoración según unos cánones, para concursos y demás pruebas y competiciones. Ejemplo: Existe la Federación de Bailes Deportivos que contempla los bailes de salón, la salsa, etc para reglar a los profesores y bailarines profesionales y que verifica que se cumplan las normas en campeonatos con jueces enviados por la misma federación.
Por tanto llego a la conclusión de que los concursos de danza oriental son parecidos a los certámenes de belleza, realmente subjetivos y sujetos a la opinión de jurados (en el caso de Miss España y demás) no expertos y que simplemente basan su veredicto en percepciones personales acerca de la belleza de las candidatas. La candidata que a mi me parece una belleza posiblemente al de al lado le parezca del montón o de una belleza común. Es eso lo que tiene de subjetivo la danza oriental, al no tener lo que comentaba antes, carece totalmente de objetividad salvo que el jurado lo conformaran los profesionales más renombrados del panorama mundial o nacional dependiendo del ámbito geográfico. También hay que decir que la belleza de una danza está el la retina del que mira, de su concepto de la danza, de lo que le parece bello, de sus recuerdos y experiencias. Está lleno de subjetividad.
En fin, ante la propuesta te piensas en la posibilidad de participar, pero hay que entrar a valorar muchas cosas y te comen las dudas. Si eres profesional (básicamente comes de bailar, como es mi caso) y la cosa no sale como esperas puede hundir un poco tu reputación y afectar negativamente a tu trabajo. Si sale bien siempre es estupendo. También depende del jurado y de la organización, si es experto o no, si tiene antecedentes de rivalidades o malos rollos con alguna de las participantes, puede esperar la ocasión para perjudicar a la misma de alguna manera. En fin que te comen las dudas por cualquier lado por el que lo mires.
Si eres aficionada creo que es una buena oportunidad de darte a conocer y quizás conseguir más cosas luego.
En fin, en breve colgaré la info acerca del concurso que inició mis pensamientos, porque es una compi la que lo organiza y hay que ayudarse mutuamente para que las iniciativas prosperen. Y de aquí allí me pensaré si participar o no porque hay veces que sin riesgo no hay gloria.
Espero que opinéis al respecto si queréis porque seguro que como el los anteriores me ayudaréis a ver las cosas desde otros ángulos y eso siempre se agradece.

6 comentarios:

Shaabia dijo...

Comparar el concurso de Gloria Alba con el del Maresme es imposible. El de Gloria Alba era para gente profesional y el del Maresme, se puede presentar gente de todos los niveles.
Me toca defender al concurso que organiza mi profesora (Maresme). Te puedo asegurar que no hay tongo, lo que si que hay es mucha gente con el "ego muy grande" que no tolera que le digan que la de al lado baila mejor. El jurado que nos vota a nosotras está compuesto por Mahasti, Pharao y Judit Viràg, entre otros; son grandes profesionales y en su país están muy acostumbrados a los concursos, cada baile tiene unos pasos que son obligados en la coreografía, para poder demostrar la técnica; si no se hacen, se descalifica a la bailarina. Si hubiese tongo, el primer año que me presenté con unas compañeras de clase hubiéramos ganado algún premio. Éramos 4 grupos en la categoría, teníamos el 75% de posibilidades de ganar y el 25% no ganar nada, quedamos las cuartas… con tongo nos hubiéramos llevado algún premio, pero no nos lo merecimos y no nos lo dieron.
Me hace gracia que la gente se queje del concurso del Maresme, pero en cada edición hay más de 100 bailarinas que nos subimos encima al escenario.
Ahora mi opinión sobre los concurso, a quien le gusten... que se presente, a quien no le gusten... que no se presente. Para mi es una excusa para reunir a gente con la misma pasión, ves como se baila en otras academias, estilos distintos... me gusta, haya o no haya premio.

Laial Farah dijo...

Muchas gracias wapa por ofrecer tu experiencia para aclarar malos entendidos. Yo me hice eco de muchos comentarios que leí el año pasado y este acerca del concurso pero tal vez sea lo que tu dices, gente ofendida con los veredictos, etc.
Me alegro de que por fin alguien hable porque ha estado y no por oídas, eso ayuda muchísimo a limpiar la imagen que tiene la gente de determinados eventos. Así como aclarar las bases y requisitos del concurso que hacen más complejo el trabajo de salir a escena.
Gracias por tu colaboración y espero que no te enfades conmigo por haber escrito esa referencia porque como ya dije no es una opinión porque hasta que no vaya no puedo opinar, pero sinceramente es lo que mayoritariamente había leído.
Besitos.

Shaabia dijo...

Cada una puede opinar lo que quiera, siempre que se haga con respeto, por eso no me voy a enfadar... jejejeje.
De Gloria Alba, supe de su existencia a través de una persona que siempre la critica. Las críticas también son buenas, porque hace que la gente se interese y como no es tonta, aunque digas misa, si es mentira, lo verá con sus propios ojos.
Besitossssssssss

N e j s r e t dijo...

Un post muy interesante, Laial Farah.
Personalmente, no me gustan los concursos, independientemente de quién lo organice; porque un concurso significa que alguien es mejor que alguien. ¿Y porqué se necesita eso? Yo simplemente quiero disfrutar, tanto cuando bailo como cuando veo bailar. Por tanto creo que puedo decir que estoy en desacuerdo con los concursos de danza oriental; prefiero asistir a galas, muestras, etc. donde simplemente se baila para disfrutar con el público, no para competir.

Naida dijo...

Nunca he asistido a ningún concurso, pero pienso que si bailar es tu profesión puede ser una buena rampa de lanzamiento.

Para todas las demás que trabajamos en otros temas y utilizamos la Danza Oriental como un hobby (con pasión y mucha) creo que es una competitividad poco grata...

Es decir, que depende!

Besitos!!

Keyla dijo...

Pues estoy deacuerdo...muchas veces participar en concursos no es una buena idea. Asistí a un par aquí en Venezuela y en ambas ocasiones las ganadoras resultaban ser de la escuela organizadora...asi que, se veía a leguas que no eran imparciales. Yo tambien prefiero asistir a galas y shows...es una mejor manera de darte a conocer sin tener que depender de lo que otro diga...además, como bien dices, es todo muy subjetivo...lo que a mi me parece estupendo y hermoso a otro le parece terrible. Muy buena entrada, felicidades por tu blog!

Keyla