miércoles, 3 de diciembre de 2008

Esparadrapo...mi última esperanza

Estaba yo pensando que me voy a cortar los meñiques de las manos.
Mirando un vídeo de una actuación mía de hace muy poco (próximamente lo subiré para que podáis verlo con vuestros propios ojos), me doy cuenta que los meñiques de mis manos van por libre. Como horribles banderillas expuestas a la vista de todos.
¿He dicho que soy muy autocrítica?, jejejejeje.
Resulta que por más que lo intento no tengo fuerza en los dedos pequeñitos para pegarlos a la mano y que no se vean absurdos y feos, aparte del problema de nacimieno en el dedito de la mano derecha que me impide estirarlo del todo.
Así que para no manchar el suelo de mi casa de sangre y acabar como en la Matanza de Texas, he decidido que en futuras actuaciones me pegaré los dedos con esparadrapo color carne y listo. No es muy estético carecer de los dos dedos meñiques de las manos y promover la automutilación, así que la idea del esparadrapo parece lo más adecuado para mi caso.
Siempre he estado orgullosa del movimiento global de mis manos y brazos, pero esta vez he abierto los ojos con respecto a ese dedo en concreto que se levanta como si la cosa no fuera con él. Grrrrrrrrrr, los odio!!!
No sé si seré yo sola, pero a alguna le pasa algo similar bailando, con algún paso o movimiento corporal?? Espero que sí, porque si no me sentiré rara y desplazada, jajajajajaja.
En fin, que para problemas difíciles soluciones desesperadas.
Si alguien tiene otra sugerencia, acepto cualquier solución alternativa.

4 comentarios:

Shaabia dijo...

Muchas veces me he visto en esa situación y alguna foto hay. No creo que necesites llegar a ninguna de las dos soluciones, lo de cortarte los meñiques es muy drástico... jejejejeje... y ahora que eres consciente de que te pasa no necesitaras ponerte esparadrapo, lo controlarás. Además... ¿Si lo llevases en una actuación, no te sentirías incómoda y le restaría brillo? Si no lo consigues, póntelo en los ensayos para que acostumbres al dedo.

Laial Farah dijo...

Si, parece razonable. Me lo pondré en los ensayos y en clase que será mejor para mis manos que terminar con la vida de mis meñiques, jejejeje.
Gracias wapa.
Un besito.

Hania dijo...

jajaja
mm.. creo que todas tenemos algunas cosas... quizá algunas no las vean los demás pero si nosotras mismas y más cuando una es autocrítica.
En mi caso no me quejo mucho porque estoy en mi primer año y las cosas que no me gustan sé que las voy a ir limando, por suerte me he dado cuenta de mis puntos débiles como ser los giros, o lo que requiera mucha fuerza de piernas o los movimientos de cabeza, este último me esta trayendo problemas con la coreo! jaja, pero lo primero es reconocerlo!
A veces está bueno ser detallistas, pero no cuando vaya en contra de nuestra propia integridad ;)

Saludos desde Uruguay =)
repito que me encanta tu blog!! y felicitaciones por lo del periódico.

N e j s r e t dijo...

Las manos! Creo que junto con los brazos es lo más difícil de perfeccionar en la danza oriental. Tampoco creo que sea buena idea lo del esparadrapo en la actuación. ¿Has probado a estirar las manos e intentar mantener tu dedo gordo tocando el dedo corazón? Esa postura hace estirar los dedos. Lo malo es mantenerla y no perderla :D De todas formas, no veo que tus manos estén mal. Lo que sí veo es mucho codo... lo siento, pero soy una maniática de los brazos ;)
Por lo demás, creo que has conseguido bailar un buen solo. Felicidades.