jueves, 5 de febrero de 2009

Necesito vuestra opinión.

Ayer me sucedió algo sorprendente que me ha hecho meditar mucho acerca de mi profesión y lo que quiero ser en ella.
¿Alguna vez habéis tenido que ser firmes para defender vuestros principios y os habéis visto perjudicados/as?.
Pues la situación es la siguiente y me gustaría que me dieráis vuestra opinión, porque yo ya no sé qué pensar:

Los lunes y miércoles tengo dos clases, una de 7 a 8 y otra de 8 a 9 en otro centro totalmente distinto al que doy la primera clase (llevo un mes y poco en el segundo centro), por tanto como me desplazo en moto llego como en 10 minutos, así que la comienzo a las 8.15 y la pospongo hasta 9.15 para compensar.
El centro en cuestión es relativamente nuevo, con instalaciones muy modernas y demás y a mi me toca dar mi clase en un aula de la planta alta de lo que es una nave industrial. Resulta que dicha aula dispone de unos ventanucos de cristales en lama que llevan estropeados desde que visité por primera vez el centro, aunque vivamos en Canarias no significa que las corrientes de aire frío de un edificio exento, no entren por las ventanas que estabn abiertas en sus 3/4 partes.
En el último mes solicité con mucha educación, después de cada clase, que a dichos ventanucos se les aplicara "tres en uno" para que cerraran por completo y me decían que si, que al día siguiente lo arreglarían. Mis alumnas asistían a clase con jerseys gruesos de cuello vuelto, iban calzadas y el calentamiento no surtía ningún efecto por lo que muchas se iban con tirones y dolores, así como contínuos resfriados.
Ayer hizo un tiempo muy malo aquí, incluyendo ráfagas de viento muy fuerte que arrastra corrientes de aire helado.
Al entrar en la sala ya notamos que estaba congelada y que sería muy difícil dar clase en esas condiciones.
Así que me dirigí a hablar con los dueños. Mi error quizá fue decirlo en la recepción con gente delante, aunque usé la frase: La clase está congelada y así me niego a dar clase.
En resumen, tras quejarme de este tema, me gritaron durante más de 10 minutos(en un despacho aparte), me dijeron que yo era muy joven para exigir tanto, que ellos ponían las normas y que si querían dejar esas ventanas abiertas de par en par, lo harían si les daba la gana porque para eso era su centro y que tenía que entender que no habían podido y punto. Y que como estaba insistiendo tanto que decidiera lo que quería hacer y yo, que no me creía que me estuvieran diciendo todo eso, les he dicho que en esas circunstancias no contaran más conmigo.

NOTA: Hay un aula al lado que en mi horario está vacía y que no tiene ventanas.

Resultado: He perdido un trabajo por negarme a dar clase en una nevera que perjudicaba a mis alumnas y a mi misma.

Ahora os pregunto, ¿¿¿es correcto que yo esté flipándolo con el tema o debería haberme callado y aguantar los términos que me imponían???

Mis alumnas me han visto volver llorando a clase y se han plantado ellas también, han venido conmigo en cuanto me he marchado solidarizándose con lo surrealista de la situación que me han hecho pasar. Gracias chicas!!.
Yo, desde aquí, a este centro, le deseo que alcance sus ojetivos, a las personas que lo gestionan que sean muy felices, pero que conmigo no cuenten más porque ha sido una malísima experiencia.

11 comentarios:

Indotari dijo...

¿Les propusiste que os cambiaran de clase?
A veces con el calentón solo se ven las cosas negativas y los problemas.

No es lo mismo ir con un problema (en la clase hace frío) y una solución negativa (en esas condiciones no se puede dar clase), que con una solución positiva (en la clase de al lado no hace frío y además está vacía).

Tú has hecho muy bien en defender tu salud y sobre todo la de tus alumnas (también podías haber atacado por ahí), pero a lo mejor el enfoque no fue el adecuado. Muchas veces la gente simplemente no quiere pensar, y quieren una solución masticadita. Pero claro, una solución que te convenga a tí también.

Por cierto, me encantó verte en la fiesta del club Masala (aunque nos vimos poquito, jeje).

Laial Farah dijo...

Hola,
Si, durante el mes anterior lo solicité y me decían que cada aula es de un tipo de actividad y que no se podía.
Aparte las alumnas se quejaron por su cuenta del mismo problema y nada.
En fin, me da la sensación de que porque soy joven pretenden que haga lo que ellos quieran aunque sean asuntos que rozan lo descabellado.
Por cierto....no caigo en quién eres de la fiesta del Masala, pero me hubiese gustado saber que tu alter ego es "Indotari", jejeje
Muchas gracias por opinar.

Indotari dijo...

Visto así, parece que ellos tampoco son gente seria que quiera poner solución a los problemas (puede simplemente que sea por falta de experiencia, pues según dices el centro es nuevo). Cuando se excusan en tu juventud, poco hay que hacer, mas que explicar que una intenta ser seria, siempre que ellos también lo sean.

Otra opción también hubiera sido cancelar esa clase, pero ofrecer recuperarla cuando el problema de las ventanas estuviera solucionado (al fin y al cabo, cuatro clases de hora y cuarto con buena temperatura se aprovechan mejor que cinco clases en frío).

Yo era una de las chicas de Bharatanatyam.

Monica Tello dijo...

Hola!!!!!
Siento que hayas pasado la mala experiencia, pero todo lo malo, pasa para convertirse en algo bueno.
Hiciste bien en defender que no eran las condiciones apropiadas para una actividad de baile, pero opino como Indotari( aprovecho para saludarte, que ayer te echamos de menos) quizá las cosas cambian cuando se dicen de una manera en la que parecen no ser dichas.

Un Saludo!!!!!!!

Shaabia dijo...

Has hecho bien en defender las condiciones en que quieres que se hagan tus clases, eso demuestra que te tomas en serio lo que haces. Si no lo hubieras hecho y alguna de tus alumnas sale dañada por no tener un calentamiento correcto, las críticas te las llevarías tú. Si tus alumnas te han apoyado, no has salido perjudicada, con las únicas personas que has podido quedar mal, ha sido con los dueños del local. Si ya les habías comentado la situación y no han hecho nada hasta que te has plantado en firme... no merecen la pena.
Si tus chicas estaban contentas contigo, seguro que te seguirán a otro centro.
No le des más vueltas al asunto, la única que lo va a pasar mal vas a ser tú.
Besitosssssssss

Cristina dijo...

Hola!
Sigo tu blog desde hace un tiempo. Y aunque no comparto la misma actividad, (ya me gustaría bailar así), sí el mismo "oficio". Soy monitora de Tai Chi. En mi opinión negarte a impartir la clase porque las condiciones del aula no eran adecuadas fue lo más acertado.
Hace muchos años que enseño e, ¡imagínate!, he trabajado en muchos centros; las experiencias son muchísimas y claro está, algunas tan malas como la tuya.
En mi opinión tú desbordaste profesionalidad (salvo por comentarlo en recepción, ante usuarios/as del centro; pero no te preocupes, todas/ os aprendemos poco a poco). Cuando una se compromete con su trabajo y sobre todo con sus alumnas/ os tiene coraje y determinación más que suficientes para decisiones como la tuya. Enhorabuena, porque eres una mujer y una profesional estupenda.

Kamra dijo...

Hola peque, ante todo no te preocupes has hecho lo correcto.

En clase quien organiza y decide eres tú como profesora. Por lo que está claro que tú has defendido tanto a tus alumnas como a la actividad que impartes.

Pero es cierto que en el mundo hay muchos tipos de gente que se pueden tomar cierta sugerencia como una agresión o imposición. Yo la verdad es que soy una persona con mucho caracter y pasional ya que cuando creo en lo que hago lo defiendo, pero siempre intento una primera vez hablar con tranquilidad y conocer al otro pero si veo que el otro no me quiere escuchar me sale la vena reivindicativa y hala! ya tengo un pequeño lío montado.

Tambien hay personas con las que si siempre vas de tranquila, de pacificadora te toman por imbécil y piensan que eres manipulable.

En resumen la salud de tus alumnas y tu honestidad es lo primero.
Bien!!!!
Un beso lunático

Laial Farah dijo...

Gracias por vuestra opinión, de verdad pensaba que me estaba volviendo loca por luchar en lo que creo.
En fin, me siento un poquito mejor de leer la opinión de todas.

Miles de abrazos y de nuevo.... gracias.

Yarem dijo...

Querida Laial:
Las personas a las que te refieres no demuestran mas que su ignorancia; solo tu, que conoces el conjunto de condiciones para formar a tus danzarinas eres la ùnica que imparte las normas, sino que harian todos decidiendo a su antojo? las pobres chicas al final del curso e inclusive tu misma hubieran terminado, no solamente afectadas en su salud, sino que no se hubieran cumplido los objetivos del curso sin el entorno adecuado para su desarrollo, y estas condiciones solo las conoce una profesional como tu.
Recibe mi caluroso abrazo de admiraciòn

Anónimo dijo...

la clasica situacion en k los dueños ya han sacado demasiado dinero en abrir las instalaciones y ahora se sienten apurados para muchas cosas k nos conlleva la crisi.. eso esta pasando en muchos trabajos ... de toda forma has hecho bien .. ellos no se pusieron muy educados ..pero...hay k in parte comprenderlos..con eso no los justificos : ademas muchas veces piden y no valorizan lo k tienen , no lo intentan pork en posicion de "dueños"...
un besito Natascia del sur..

Naida dijo...

Lo que has hecho es lo más normal del mundo, has defendido tus alumnas y tu clase, faltaría más!

Ya dirás a ver como ha quedado el tema...

Besos